Fotógrafos Salamanca – Quico García

Reportaje Bodas Hacienda Zorita_Quico Garcia_365

Boda en la Hacienda Zorita. Luis y Nuria

por Quico García

La experiencia de realizar reportajes de boda en La Hacienda Zorita siempre se torna gratificante.

Especialmente por la espectacularidad del lugar y la atmósfera mágica que se crea en las tardes de septiembre, justo antes de la vendimia, cuando el aroma de la fruta madura destinada a convertirse en vino impregna el entorno.

En esta ocasión en particular, el día de la boda de Nuria y Luis, la magia se multiplicó.

Antes de la ceremonia, cuando todo estaba montado y a punto, la naturaleza decidió hacer su contribución. Dos ligeras lluvias decoraron el momento, proporcionando una experiencia única. Este inesperado toque pluvial no solo limpió el ambiente, sino que también regaló una luz clara y nítida que los fotógrafos aprecian enormemente. La lluvia no fue un inconveniente, sino más bien una bendición que elevó la belleza del evento.

La primera lluvia, antes de la ceremonia, generó un suave murmullo entre los asistentes, provocando risas y buen humor.

Este inusual capricho meteorológico no solo mejoró la iluminación, sino que también dejó una atmósfera fresca y purificada. La segunda lluvia, que llegó justo antes del inicio de la celebración, sorprendió a todos con su breve pero refrescante paso, consolidando la sensación de que la naturaleza estaba participando activamente en la creación de recuerdos imborrables.

Nuria y Luis, los protagonistas del día, expresaron su deseo de vivir el momento al máximo, sin preocuparse por las fotografías.

Su elección de no posar permitió que el fotógrafo capturara momentos genuinos de conexión entre la pareja y su entorno.

Cada rincón de La Hacienda Zorita se convirtió así en un escenario encantador para retratar la autenticidad de esta jornada tan especial.

Desde los momentos de preparación hasta la celebración en sí, la atmosfera única de septiembre, acentuada por las dos lluvias, dotó a cada fotografía con una narrativa visual rica en detalles, emociones y autenticidad, inmortalizando así un día inolvidable.